Números romanos

Los números romanos (números romanos o números romanos) se desarrollaron en la antigua Roma y se utilizaron durante mucho tiempo como la principal forma de representación numérica en Europa.

Los números estaban representados por siete letras mayúsculas del alfabeto latino: I, V, X, L, C, D y M.

El sistema de numeración romana

A cada una de las siete letras del alfabeto latino se le asignaron valores de acuerdo con la siguiente tabla:

Yo V X L C D M
1 5to 10 50 100 500 1000

Los números romanos deben escribirse siguiendo algunas reglas. En la representación de otros números, se escriben algunos dígitos, comenzando con el valor más alto y de acuerdo con la siguiente regla:

Los dígitos de menor o igual valor a la derecha se agregan al dígito de mayor valor. Vea los siguientes ejemplos:

VI = 5 + 1 = 6

XII = 10 + 2 = 12

LV = 50 + 5

CCL = 100 + 100 + 50 = 250

MCCXI = 1,000 + 100 + 100 + 10 + 1 = 1211

DXX = 500 + 10 +10 = 520

MDCL = 1000 + 500 + 100 + 50 = 1650

Los dígitos de menor valor a la izquierda se restan del dígito de mayor valor. Vea los siguientes ejemplos:

IR = 5 – 1 = 4
IX = 10 – 1 = 9
XL = 50 – 10 = 40
XC = 100 – 10 = 90
CM = 1,000 – 100 = 900

También existe la regla de que un dígito no puede repetirse uno al lado del otro más de tres veces. Por lo tanto, los números I, X, C, M solo se pueden repetir hasta tres veces:

I = 1 II = 2 III = 3

X = 10 XX = 20 XXX = 30

C = 100 CC = 200 CCC = 300

M = 1000 MM = 2000 MMM = 3000

Tabla con algunos números romanos.

Números romanos

Foto: Reproducción

Deja un comentario