La historia del grupo JBS y sus propietarios. Sepa como empezó todo

La historia de la empresa JBS comienza en 1953, cuando su fundador José Batista Sobrinho abre su primer negocio en la ciudad de Anápolis, estado de Goiás. Llamado Meat House Mineira, este fue el primer establecimiento comercial del empresario que imaginó el futuro para una empresa al mismo tiempo que se construía Brasilia.

A partir de 1957, Batista comenzó a interconectar relaciones con los contratistas responsables de la construcción de la nueva capital del país. Como tal, tuvo la oportunidad de proporcionar carne a los trabajadores de la construcción y convertirse en uno de los principales productores de este tipo de alimentos en ese momento.

Pero, según el sitio web oficial de la compañía, uno de los pasos más importantes de JBS fue la adquisición de la primera unidad de refrigeración en 1970, en la ciudad de Formosa también en Goiás.

Historia y crecimiento de JBS

La historia del grupo JBS y sus dueños.

Foto: Reproducción / Agência Brasil

La empresa que se une a las tres iniciales del nombre de su fundador compró un refrigerador en Goiás para abastecer a los trabajadores que criaron la capital, Brasilia. Pero aún en el año 1970, JBS dio otro paso de crecimiento cuando creó la marca Friboi, una unión de los nombres nevera y buey.

Diez años después, la compañía también estuvo presente en Planaltina, en el Distrito Federal. Este avance representó para JBS un aumento en el número de matanzas. Teniendo en cuenta la información en el sitio web de la compañía, pasó de 100 matanzas por día a 300. El resultado de esta expansión fue la comercialización de carne a otras regiones del país, como el sur y el sureste.

Ya en la década de 1980, la unidad de Formosa cerró, pero estaban surgiendo otras unidades, incluida una fábrica con un seguimiento diferente hasta entonces. En 1988 llega la industria del jabón, que hoy se conoce como Minuano. Poco después, el patriarca de la familia entregó el comando de JBS a su hijo mayor llamado José Batista Junior.

Joesley Batista y Wesley Batista, los hijos menores de Sobrinho, también obtuvieron puestos importantes dentro de la empresa. Con los años, el grupo ha estado comprando refrigeradores endeudados y recuperando los proyectos en todo Brasil. En 2004, la sede administrativa de JBS estaba ubicada en São Paulo y un año después ya estaba presente en Argentina, siendo este el primer paso para la internacionalización de la empresa.

En 2006, Joesley se convirtió en presidente de la compañía y en los años siguientes el grupo comenzó a avanzar. 2007 fue el año de apertura de la compañía en los Estados Unidos y Australia. Con la inversión del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), el grupo se ha convertido en el mayor corredor de carne del mundo.

El surgimiento de J&F Investimentos

JBS es el procesador de proteínas animales más grande del mundo, pero está bajo el paraguas de la empresa de inversión de la familia Batista llamada J&F Investimentos. Creado en 1953, el grupo ya está en más de 30 países y, además de JBS, otras marcas conforman su cartera, como Alpargatas, una compañía de calzado y ropa; Vigor, dueño de productos lácteos; Flora, una empresa del segmento de limpieza doméstica e higiene personal; Eldorado Brasil, también en el segmento de higiene personal y del hogar; Banco original, que cubre los agronegocios.

Además de estas compañías, J&F Investimentos también posee Oklahoma y Canal Rural. En total hay 220 unidades en todo el mundo, generando una riqueza de R $ 174 mil millones, al igual que los ingresos netos de 2015.

Escándalos que involucran a J&F Investimentos

Desde 2016, el grupo ha sido objeto de investigaciones. La primera sacudida se produjo con una investigación sobre los fondos de pensiones en Eldorado, cuando la Policía Federal (PF) impidió que Wesley y Joesley Batista ocuparan puestos ejecutivos. Luego, pero en el mismo año, se produjo la Operación Carne Débil, lo que provocó la caída de las acciones de JBS.

Ya en 2017, un nuevo escándalo que involucra a J&F Investimentos. Esta vez con respecto al fraude y las irregularidades en las contribuciones otorgadas a la empresa por BNDES. Según información de la Policía Federal, se estima que el daño a las arcas públicas brasileñas es de $ 1.2 mil millones. Fue a través del Banco Nacional que la empresa pudo internacionalizarse, hoy BNDES posee el 21% de las acciones de J&F Investimentos.

Otro hecho de que la policía busca información es sobre las donaciones de campaña hechas por la compañía a políticos brasileños. Más de R $ 300 millones fueron a las campañas. Según el testimonio del director de JBS, Ricardo Saud, 1,829 candidatos recibieron dinero de la compañía. “Así que me gustaría grabar que dimos sobornos a 28 partes. Este dinero se dividió para 1.829 candidatos. Se eligieron 179 diputados estatales de 23 estados, 167 diputados federales de 19 partidos. Dimos sobornos a 28 senadores de la República, algunos de los cuales disputaron y perdieron la elección de los gobernadores y algunos reelectos o elecciones en disputa al Senado «, dijo el denunciante al final de la declaración.

Entre los nombres citados por el grupo en la denuncia están el senador Aécio Neves (PSDB), quien según el testimonio de Joesley Batista habría aceptado dinero en la compra y venta de bienes inmuebles. Además de Aécio, el presidente Michel Temer, Dilma Rousseff y Lula también habrían recibido sobornos, como dice Joesley.

Categorías historia

Deja un comentario